Tus planes de viaje podrían verse afectados por la enfermedad del coronavirus (COVID-19). Sea cual sea tu destino, puedes consultar las recomendaciones más recientes en esta página.

Noticias Consejos 👨 Los cinco mejores destinos para viajar con Papá

Todos los artículos

👨 Los cinco mejores destinos para viajar con Papá

Se acerca el día del padre y qué mejor que regalarle a tu papá un viaje a cualquiera de estos cinco para disfrutar de un increíble tiempo juntos.

1.Nueva York para papás cosmopolitas

Seguramente cuando tu papá era niño o jóven llegó a escuchar al gran Frank Sinatra cantando New York y seguramente imaginó muchas veces cómo era esta gran ciudad de la que todos hablaban. Sin duda, visitar Nueva York con tu papá les dejará muchas memorias increíbles. Si es la primera vez que tu papá visita Estados Unidos, encontrará esta vibrante ciudad simplemente alucinante.

En la lista de los lugares más visitados en Nueva York para papás apasionados por la política y la historia se encuentra el recorrido hacia la Estatua de la Libertad, el Museo Memorial del 9/11 y el Museo de Historia Natural. Los papás shopaholicos disfrutarán de una caminata por la 5° Avenida y Times Square, en tanto, si aman el arte disfrutarán de las obras de Pollock, Van Gogh y Wharhol en el Museo de Arte Moderno de Nueva York (MoMA) u observar las obras de Wicked, El Fantasma de la Opera o el Rey León en algún teatro de Broadway.

Los papás que gustan de la fotografía y no le temen a las alturas deben visitar el piso de observación de Top of the Rock y del Empire State. Ahora que si son fans de los Beetles no hay como llevarlo al área de Strawberry Fields en Central Park y descubrir el memorial Imagine dedicado a Jhon Lennon. Dále una sorpresa llevándolo a Central Station, una postal que lo transportará en el tiempo hacia aquella infancia donde los trenes era uno de los principales transportes del mundo y juguete favorito de los niños; un momento que nunca olvidará. 

🗽 7 consejos para viajar barato a Nueva York

2. ¿Papá foodie? Llévalo al Valle de Guadalupe

Seamos honestos, a qué papá no le gusta comer y beber bien. Te cuento que en el Valle de Guadalupe, México, podrán disfrutar de un viaje gastronómico y enológico pues es la zona vitivinícola más importante del país. Si tu papá es workaholic este es el lugar perfecto para robártelo unos días y darle un detox tecnológico.  

La ruta del vino en México inicia en Tijuana y termina en Ensenada, así que tomen al menos un periodo de 4 a 5 días para disfrutar con calma de todos los atractivos de esta ruta. Aunque puedes reservar un recorrido con algún turoperador de la región, será mucho más divertido  alquilar un automóvil en el Aeropuerto de Tijuana y planear su roadtrip padre-hij@ cómo mejor les convenga.

Descubre la mejor ruta para Foodies en Ensenada

Inicien su recorrido foodie en Tijuana, probando las tortas del Wash Mobile elaboradas con carne maridada con orégano o en el Foodtruck de Doña Chayo (Mariscos Ruben) para iniciar con unos deliciosos Tacos Gobernador. La ruta continúa en las playas de Rosarito donde les recomiendo parar para hacer un breve recorrido por sus playas que si no fuera por la pequeña ciudad serían casi pristinas.

Sigan hacia Puerto Nuevo, un poblado de pescadores especialistas en langostas. La parada obligada en este destino es la Casa de la Langosta donde podrán degustar este platillo preparado con mantequilla, servido con frijoles, arroz y tortillas de harina gigantes. Unos kilómetros más adelante encontrarán el Valle de Guadalupe donde convergen vinícolas de todo tipo. Hacienda la Lomita, Adobe de Guadalupe, Vinisterra, Rondo del Valle, Montefiori y Las Nubes son de las más importantes. 

Tip para los papás ultra foodies: ¡No se vayan sin echar un desayunito en la Cocina de Doña Esthela! El borrego tatemado es un hit gourmet, tanto que por él este lugar fue reconocido con el galardón de “El mejor desayuno del mundo en 2015”.

3. Para que tu papá vuelva a ser niño, viajen a Disney

Para momentos felices, no hay como visitar el lugar más feliz de la tierra con tu papá; Disney. Esta será toda una aventura porque verás cómo se le transforma la cara al ver a los personajes más entrañables de su niñez. No importa cuántos años tenga, este viaje siempre dejará huella en su corazón. 

💸 Manual para ahorrar en tus próximas vacaciones a Disney

Ya sea Walt Disney World en Orlando o Disneyland en Anaheim, podrán sentir la magia desde que llegan a su hotel. Si se hospedan en alguna de las propiedades del resort indica que estás celebrando a tu papá al momento del check-in, el staff les dará una linda sorpresa. Si es el primer viaje de tu papá a Disney pide un botón de “1ra visita” (first visit) en Servicios al Huésped o alguna de las tiendas del parque, es completamente gratis y la experiencia en el parque cambiará por completo.

Si es de aquellos nostálgicos súbanse juntos a las atracciones de los personajes clásicos: Peter Pan, Piratas del Caribe, Dumbo u observen las ventanas decoradas a lo largo de Main Street y tomen el tren o el tranvía eléctrico que pasa a lo largo del parque. Para los aventureros siempre hay emociones más fuertes como el Rock’n Roller Coaster o Space Mountain. Los amantes de Star Wars pueden tener una clase jedi o conocer hasta el mismísimo Darth Vader o Kylo Ren y disfrutar de atracciones como Star Tours.

¡Preparen los pañuelos! Porque estoy segura que al ver alguno de los espectáculos en vivo de los parques recordarán pasajes de su vida juntos sobre todo cuando tu eras niño y te ponía alguna de tus películas favoritas.

4. Exploren juntos la belleza del Desierto de Atacama

Imagina viajar con tu papá a un lugar fuera de este mundo, estoy hablando del Desierto de Atacama donde además de sentirse como verdaderos exploradores estarán rodeados de paisajes sorprendentes. Tan solo basta viajar a San Pedro de Atacama, desde ahí pueden tomar una excursión hacia el más fantástico lugar que se puedan imaginar.

Siéntense sobre una piedra de colores en Piedras Rojas y lleguen hasta el Salar de Tara donde encontrarán uno de los paisajes más impresionantes del Desierto de Atacama. Para ver los Géiseres del Tatio en plena actividad deberán madrugar muchísimo, pero la experiencia de ver este borbollón natural es realmente inolvidable.

Si a tu papá le llama la atención la astronomía, te recomiendo contratar un recorrido de observación de estrellas, donde un guía especializado los llevará hacia el mejor lugar del Desierto de Atacama para observar en plenitud la bóveda celeste.

5. Berlín para los papás apasionados por la historia

Si tu papá está obsesionado con los programas de National Geographic sobre la Segunda Guerra Mundial, tal vez sea hora de que lo lleves a conocer Berlín, una de las ciudades que más ha evolucionado desde 1939 y donde se conservan huellas históricas de este hecho que marcó al mundo.

Comiencen su visita con un recorrido por la East Side Gallery el tramo más largo que aún se conserva del Muro de Berlín, que marcaba la línea divisoria alemana. En su paso por la ciudad miren hacia el piso donde encontrarán una marca simbólica del muro. Justo al centro de la ciudad encontrarán el Check Point Charlie, paso fronterizo y zona de control estadounidense con la soviética, donde aún pueden ver a dos soldados rusos custodiando la antigua caseta.

La Topografía del Terror es uno de los lugares donde más se puede aprender de la Segunda Guerra Mundial pues es un espacio-museo que documenta el nazismo en donde fuera la sede central de la Gestapo. En Alexander Platz encontrarán una de las zonas más concurridas de Berlín, busquen el Reloj Mundial que literalmente marca la hora de cada región del mundo. Vale la pena dedicar un día para conocer el Edificio del Reichstag y la Catedral de Berlín que los deslumbrará por su belleza arquitectónica.

Pero en esta ciudad no todo corre al rededor del recuerdo de guerra. Pues la ciudad está más viva que nunca. Si la visitan en un domingo diríjanse a Mauerpark, uno de los parques al aire libre más importantes y donde podrán observar gran parte de la escena artística actual con más de 20 artistas tocando u actuando en vivo a lo largo del parque.

No olviden echarle un ojo a los semáforos de peatones en Berlín pues ahí encontrarán al famoso Ampelmännchen. También pueden realizar un recorrido en Trabi, un auto compacto y muy chiquito típico de la Alemania comunista.

¡El mundo los está esperando!

No importa qué destino sea el que elijan mientras pasen un tiempo padre – hij@ excepcional.

¡Feliz día del padre!