Noticias ☘️Qué hacer en Dublín : principales puntos turísticos de la ciudad

Todos los artículos

☘️Qué hacer en Dublín : principales puntos turísticos de la ciudad

Deja que Dublín supere tus expectativas y te sorprenda con una ciudad organizada, repleta de atracciones turísticas y con una hospitalidad increíble.

Ubicada cerca de la costa este de Irlanda, Dublín es el destino perfecto para los viajeros que aman las construcciones históricas, los espacios culturales y la vida nocturna. La ciudad está dividida por el río Liffey y el lado sur del río alberga sus principales puntos turísticos.

¡Esto es todo lo que no te puedes perder en tu visita a Irlanda!

Castillo de Dublín

A pocas cuadras del puente sobre el río Liffey, el castillo de Dublín es una de las principales atracciones turísticas de la ciudad. Su construcción data del siglo 13 y desde entonces el espacio ha sido aprovechado para diversas funciones: fue fortaleza, prisión, casa del tesoro y de la justicia y sede de la administración inglesa.

Todos estos años de historia son visibles en los diferentes estilos arquitectónicos que componen el edificio. Hoy, además de ser escenario para cenas presidenciales y eventos del gobierno, está abierto al público.

Durante la visita, es posible conocer sus salones, museos, jardines y café. Se abre todos los días de la semana y el ingreso cuesta alrededor de 10 €. La entrada, sin guía, cuesta 7 euros para adultos. El tour guiado dura aproximadamente una hora.

Antes o después del paseo, aprovecha para recorrer los alrededores del castillo. Además de los hermosos jardines, cafés y restaurantes, al lado del lado queda la biblioteca Chester Beatty , donde se realizan exposiciones artísticas con mucha frecuencia. En el último piso de la biblioteca, hay una pequeña terraza de donde es posible avistar parte de la ciudad. ¡Y todo eso sin pagar nada!

Catedral de la Santísima Trinidad

La imponente Catedral de la Santísima Trinidad está casi al lado del Castillo de Dublín, la caminata entre un punto y otro es de 5 minutos, lo que facilita la visita de los dos lugares en el mismo día.

Instalada en un edificio medieval, es una de las catedrales protestantes más antiguas de la capital irlandesa. La obra comenzó en 1172 y se concluyó sólo un siglo más tarde. Lo que la diferencia de las demás iglesias y templos religiosos que reciben visitantes es su inmensa cripta, construida aún en el siglo 12. Allí hay exposiciones y un café.

En la construcción, hay un pequeño puente que conecta la catedral a otra interesante atracción en Dublín: Dublín , un museo que cuenta la historia de los vikingos de Irlanda. El fácil acceso también permite una visita a los dos lugares en un mismo día.

Puedes comprar ingresos para las dos actividades por 14€

Temple Bar

Un día de visita al Castillo de Dublín y a la Catedral de la Santísima Trinidad puede terminar en el Temple Bar, uno de los pubs más famosos de la ciudad. Allí, siempre hay música en vivo, la casa está llena y la cerveza en su mejor punto.

Nos entornos, há uma infinidade de bares, restaurantes e pubs, onde a noite começa e termina com muita animação. Por ser uma região turística, os preços são salgados, mas a energia do lugar vale a pena. E nesta mesma área, aos finais de semana, acontece uma pequena feira literária – uma ótima oportunidade para encontrar clássicos da literatura inglesa no idioma original.

Alrededor hay infinidad de bares, restaurantes y pubs, donde la noche termina y comienza con mucho ánimo. Por ser una región turística, los precios son un poco altos, pero la energía del lugar hace que valga la pena visitarlo. En esta misma área, los fines de semana hay una feria literaria, una excelente oportunidad para encontrar clásicos de la literatura inglesa en su idioma original.

Catedral de San Patricio

San Patricio es el apóstol de Irlanda, por esto y por muchos otros motivos, la Catedral de San Patricio es una importante postal de Dublín.

Se trata de la mayor iglesia de todo el país, construida aún en el año 450, al lado de un pozo donde San Patricio bautizaba convertidos. A lo largo de los años, ha pasado por diversas reformas, incluyendo la última gran restauración en el siglo 19. Aún así, todavía es posible encontrar vestigios de la construcción original.

En estilo predominantemente gótico, alberga aspectos que ayudan a preservar su historia, como bustos, sepulturas y placas mortuorias en homenaje a importantes personalidades irlandesas.

Verás a muchos irlandeses caminando por allí, especialmente al final de la tarde. Es un lugar muy bonito, ideal para aquellas fotos de Instagram. Y lo mejor: saliendo de allí, es posible acceder a otros puntos turísticos importantes de Dublín.

Museo Nacional de Arqueología

Una gran opción para los amantes de la historia es visitar el Museo Nacional de Arqueología, lo mejor es que su entrada es gratuita. A cinco minutos de una de las salidas del Saint Stephen’s Green Park, el Museo Nacional de Arqueología es excelente para quienes viajan con niños.

 

Foto: Bro. Jeffrey Pioquinto

Sus exposiciones albergan piezas que datan de los años 7.000 a. C. hasta el siglo 20. Hay varias exhibiciones permanentes, como The Treasury, con artefactos medievales y celtas, que se remontan a la historia irlandesa.

Lo mejor es que este museo está rodeado por otros museos, galerías y bibliotecas, como la Biblioteca Nacional de Irlanda, el Museo Nacional de Historia Natural y la Galería Nacional de Irlanda, dependiendo del tiempo en cada uno de estos lugares, tal vez sea necesario más que un día entero para recorrer estos puntos turísticos de Dublín – todos con entrada gratuita.

Trinity College Dublin

También cerca de Saint Stephen’s Green, se encuentra la más importante y antigua universidad de Irlanda. Los visitantes pueden adentrarse en el campus y recorrerlo sin pagar nada, pero para un paseo más completo, vale la pena pagar por el ingreso.

En el centro del campus se encuentra la Biblioteca Antigua. El salón principal cuenta con más de 200 mil títulos, y la ambientación, original del siglo 16 (cuando la biblioteca fue fundada por la Reina Isabel), es un encanto único y garantiza un verdadero viaje en el tiempo.

Aún en la universidad, puedes encontrar el Libro de Kells, que es la joya más rara e histórica del lugar. El libro contiene un texto en latín y se cree que fue escrito por monjes de la Abadía de Iona, en el siglo 9.

Los paseos guiados por el campus cuestan € 11, y por € 3 más, se incluye una parada a la antigua biblioteca y acceso al lugar donde se expone el libro.

Museo del Whisky Irlandés

Saliendo de Trinity College, a pocas cuadras de allí y en el corazón de Dublín, queda el Museo del Whisky Irlandés. El lugar está abierto al público y es posible consumir las bebidas allí mismo, en el bar, sin tener que participar del paseo guiado.

 

Las visitas guiadas compensan el valor del ingreso. Con duración de una hora, permite que los visitante conozcan a profundidad la producción de la bebida, así como su historia y al final se puede participar de una pequeña degustación.

Museo de Guinness

Ya que estamos hablando de paseos con bebidas, no podríamos dejar por fuera el Museo de Guinness, una de las cervezas más famosas del mundo.

 

El espacio, hoy llamado Guinness Storehouse, está instalado en un edificio de fachada antigua, pero totalmente moderno en el interior. Aquí, se cuenta la historia de la cervecería y es posible hacer el paseo de forma independiente y terminar el tour en el bar instalado en la terraza. Al comprar las entradas, podrás participar de una degustación, además de conocer mejor los detalles sobre la cervecería.

Consejos para visitar Dublín

Para visitar todas las atracciones que enumeramos en este artículo, es necesario que te quedes al menos 4 días en Dublín. Y el tiempo de la estadía sólo aumenta a medida que incluyas más puntos turísticos importantes de la capital irlandesa, como el Phoenix Park, Powerscourt House, Farmleigh … Lo que no faltan son lugares para visitar en la ciudad!

Un consejo, para ahorrar con los paseos, ya que la mayoría tienen costos, es adquirir el Dublín Pass. Hay diferentes tipos de tarjetas, garantizando la entrada gratuita en más de 30 de las principales atracciones turísticas de la ciudad, permitiendo utilizar el autobús turístico las veces que quieras.

Mapa