Mapa

Vuelos baratos a Los Ángeles Internacional

Aeropuerto Internacional de Los Ángeles

El Aeropuerto Internacional de Los Ángeles, mayormente conocido por su código LAX, es uno de los aeropuertos más visitados de los Estados Unidos y del mundo. LAX tiene varios aeropuertos vecinos, pero de todas maneras es el más utilizado en la zona metropolitana de Los Ángeles. En 2015 el aeropuerto vio unos 74,936,256 pasajeros atravesar sus puertas lo que le ganó el séptimo puesto entre los de mayor tráfico de pasajeros del mundo. Y no se puede obviar que también es uno de los aeropuertos con mayor tráfico de carga.

LAX está ubicado a unos 27 kilómetros del centro de la ciudad y fue establecido en 1928 como base militar. En 1946 dio inicio la aviación comercial y en la actualidad es el principal aeropuerto de la costa oeste de los Estados Unidos y una importante vía hacia y desde Europa, Latinoamérica, Asia y Oceanía. El aeropuerto también se distingue por manejar mayormente vuelos de origen y destino, no tanto conexiones.

El aeropuerto que cuenta con cuatro pistas paralelas tiene nueve terminales de pasajeros en forma de herradura. Algunas de estas son accesibles por autobuses de conexión. Las enormes facilidades ofrecen una gran variedad de ambientes, cada terminal con su propia oferta de restaurantes, servicios y tiendas. LAX cuenta con más de una decena de lounges, algunos exclusivos con membresía a través de tarjetas de crédito o aerolíneas y otros en los que se puede pagar un pase de un día para su uso.

Wifi gratuito está disponible, pero el aeropuerto ofrece opciones Premium por una tarifa adicional. A pesar de su gran tamaño, LAX no cuenta con hospedaje en su sede, diversas cadenas hoteleras cercanas ofrecen transportación gratuita al aeropuerto.

Las principales compañías de arrendamiento de autos tienen quioscos dentro y en los predios del aeropuerto y existe la opción de utilizar el autobús público, taxis o programas de compartir coches como Lyft y Uber.

Los Ángeles: Glamour, Cultura y Sol

Los Ángeles es mayormente conocida como la casa de las celebridades y la industria del film y la televisión. Y no es para menos, en esta ciudad californiana se encuentra el icónico letrero Hollywood y los estudios de las mayores casas cinematográficas. No se puede obviar el famoso Teatro Chino TCL y el Paseo de la Fama con las huellas de las principales luminarias del mundo del estrellato.

Pero más allá del brillo y el glamour de los famosos, L.A. es una ciudad con una diversidad de barrios no sólo étnicos, sino distintivos por su enfoque en el arte, las compras o gastronomía, entre otros. Y ni hablar de sus playas.

Si andar en búsqueda de avistamientos de famosos no es lo tuyo, dirígete al Distrito de las Artes. En la zona centro con Lincoln Heights, Skid Row y Boyle Heights como vecinos, es un paraíso hípster. Edificios industriales acogen en la actualidad estudios, galerías y cafés de moda. Mucho arte público se encuentra aquí, al punto que se considera un museo al exterior. Los amantes del arte suelen ser muy afines del buen comer y excelentes restaurantes, terrazas y barras por doquier complacen cada antojo. Todo lo hecho a mano está también en boga, por lo que encontrarás boutiques con artículos únicos y manufacturados localmente.

Para una dosis de historia, date la vuelta por El Pueblo de Los Ángeles, en el centro. El distrito histórico fue instituido en 1930 y conserva una variedad de edificios que se remontan a finales de mediados de los años 1800, a excepción de Ávila Adobe, que ha estado en pie desde 1818. Los angelinos latinos han adoptado esta área como un monumento cultural y la Calle Olvera, completamente pedestre y que recuerda un mercado mexicano, es donde cada fin de semana se celebran fiestas de pueblo con mariachi, piñatas y danzas folclóricas. Además está repleta de tiendas y restaurantes. 

No puedes visitar Los Ángeles sin darte un chapuzón en la playa. Santa Mónica es uno de los barrios costeros más chic del litoral donde igual se mezclan los surfistas y las fashionistas. Un paseo por su icónico muelle es infaltable, al igual que dar una vuelta en una de sus atracciones. Justo al lado del muelle está Muscle Beach, donde se creó un gimnasio al aire libre en los años 30. Bergamont Station, al centro, es casa para muchas galerías y la Avenida Montana es ideal para ir de shopping de lujo.

Admite que te encantaría toparte con un famoso. Entonces, dirígete a Burbank, donde residen la mayoría de los grandes estudios como Disney y NBC y podrías toparte con personalidades que frecuentan el área. Con una vibra retro por sus muchos edificios de mitad del siglo pasado, además de diners y tiendas vintage tendrás mucho por ver. Este barrio ubica a las faldas de las Montañas Verdugo, por lo que hay muchas opciones para actividades a la intemperie. Si quieres ver celebridades, pero en el club o restaurante de moda, enfila hacia West Hollywood. Esta es considerada el sector más liberal aún para estándares californianos con un gran movimiento LGTBQ, además de grandes clubes, galerías de arte, estudios de yoga. No dejes de pasear por el Sunset Strip y el Distrito Melrose.

Los mexicanos que deseen visitar los Estados Unidos con fines turísticos o visitas familiares necesitarán tramitar una visa B2 en la Embajada de los Estados Unidos o consulados.

Los precios que se muestran en esta página solo son los precios estimados más bajos encontrados en los últimos 45 días.