Noticias Descubre qué es el Slow Travel o el arte de viajar a un ritmo más tranquilo

Todos los artículos

Descubre qué es el Slow Travel o el arte de viajar a un ritmo más tranquilo

Seguro sabrás qué es el Slow Travel, la traducción literal de esta frase en inglés hace que sea fácil de entender: “Viajar Lento”. Sin embargo, hay mucho más detrás de este movimiento que ya es tendencia y ha llegado para quedarse.

Parece una paradoja, pero es bastante habitual escuchar a quienes vuelven de sus vacaciones decir que ahora necesitan tiempo para descansar de esas mismas vacaciones. ¿También lo has dicho tú? ¡Claro que sí, todos lo hemos dicho!

Hemos usado nuestros días de descanso laboral para recorrer ciudades sin parar, yendo de un lado para el otro, levantándonos temprano, desayunando apresurados y haciendo una parada rápida a comer cualquier cosa para continuar camino. Y todo eso sin olvidarnos de sacarnos fotos en todos y cada uno de los monumentos de turno con los que nos encontramos.

viajar lento y disfrutar más

A la falta de descanso, se le suman otras cosas: no llegar a conocer a fondo la cultura y las tradiciones locales del sitio que has elegido para vacacionar, no haber cruzado ni una palabra con quienes allí habitan y mucho menos conocer el “lado B” de los lugares, fuera de los rincones anotados en el “listado de cosas que ver sí o sí”.

Cansados de esto, entra en juego el Movimiento Slow casi como un estilo de vida y el Slow Travel a disposición de los viajeros que quieran conectar consigo mismos y con los lugares que visitan.

conectar y hacer slow travel

Cuándo comenzó el movimiento Slow Travel

Si bien parece que el Slow Travel es una moda de nuestros tiempos, ya hace varias décadas que se viene divulgando y poniendo en práctica por muchos viajeros.

La visibilización del movimiento Slow comenzó en Italia en los ’80, tras una manifestación en Roma en contra de la apertura de una cadena de comida rápida en una plaza de la ciudad.

Los ciudadanos romanos no sólo estaban molestos con la pérdida de la identidad del casco antiguo romano, sino también por la pérdida de ese gusto que deberían tener quienes visitan la ciudad de sentarse en un restaurante con tranquilidad y degustar la gastronomía local.

Preparar la comida con productos regionales, especialmente seleccionados, a cocción lenta, servirlos al comensal para que se sorprenda con la presentación y los sabores de cada ingrediente, beber un buen vino y tener una larga sobremesa platicando animosamente con quienes te acompañan. Así es como nace, entonces, el Slow Food, que luego se trasladaría a todos los ámbitos de la vida.

degustar la gastronomia local forma parte de lo que es el slow travel

Maravilloso, ¿no? Adquirir las pautas de este movimiento hará que el placer por las pequeñas cosas y el descanso aparezcan en tu vida. ¡Hay que ponerle freno al estrés y a la vida apresurada!

👉 Que el dinero no sea un motivo para no hacer Slow travel, checa estos consejos para encontrar vuelos baratos con la aplicación de Skyscanner.

Consejos para un Slow Travel exitoso

Si estás interesado en este nuevo movimiento que hará que viajes sin prisas y disfrutando de cada momento, sigue estos consejos que tenemos a continuación:

a) Cualquier lugar es bueno para hacer Slow Travel

A priori pareciera que sólo en aldeas pequeñas y pintorescas se puede hacer Slow Travel, pero en realidad cualquier lugar es perfecto porque lo que hay que cambiar es nuestro chip interno.

Cuando pensaba en lugares para recomendar donde hacer Slow Travel, mi mente se trasladaba a distintos destinos del planeta donde había disfrutado de la tranquilidad, gastronomía y experiencias increíbles.

La lista que había preparado era algo así:

  • La Toscana en Italia, por los pequeños pueblos cargados de historia, las suaves colinas para recorrer en una moto Vespa o en bicicleta, restaurantes rústicos y la calidez de la gente.

👉 Mira este artículo con todo lo que hay que ver en Cinque Terre, un conjunto de cinco pueblos de ensueño pegados a la Toscana, también ideales para hacer Slow Travel.

  • Cafayate en Argentina, por las bodegas y viñedos, además de los paisajes espectaculares en la montaña, formaciones rocosas únicas y coloridas, algunas de ellas muy famosas, pero otras geniales para descubrir tranquilamente. El pueblo es una delicia, al igual que la gastronomía norteña.
  • Luang Prabang en Laos, con cientos de templos donde desconectar y aldeas en los alrededores del río Mekong para recorrer.
  • Rishikesh en India, muy conocida por estar allí el Ashram donde estuvieron los Beatles, pero también el lugar que buscan muchos para meditar, hacer yoga y tomarselo con tranquilidad.

Pero luego pensaba en las capitales europeas y allí también se puede hacer Slow Travel. Yo misma lo he hecho en ciudades tan caóticas como París o Londres.

Las pâtisseries de París con sus exquisitos pasteles y dulces para chuparse los dedos, acompañados de un café, son ideales para sentarse a leer un libro o simplemente ver la gente pasar. Las calles del barrio de Notting Hill de Londres, alejándose tan solo un par de cuadras del mercado de Portobello, son preciosas para caminar lentamente y respirar el verdadero aire londinense.

No hay excusas, se puede hacer Slow Travel en cualquier lugar del mundo.

hacer slow travel en Paris es posible

b) Déjate sorprender por los lugares que visitas

¡Ay! El famoso bucket list o listado de cosas que hacer antes de morir. ¿Tu tienes uno? ¡Yo sí!

Pero si has averiguado y hecho un listado de cosas que ver para tu próximo viaje, tienes que dejarlo en casa si el plan es hacer Slow Travel. Esa sensación de tener que verlo todo y, peor, no irte de allí sin tener la mejor foto (que será igual a la que todo el mundo ya ha sacado del lugar) se aleja mucho de este modo de viaje.

👉 Dejate conquistar por los barrios más cool del mundo.

c) Di “no” a los viajes organizados

Viajar en un tour, en grupo, con una empresa que se ocupe de la organización y un guía que te explique lo que estás viendo, es algo que te brindará tranquilidad y comodidad, pero sus itinerarios ajustados no te permitirán vivir a pleno el Slow Travel.

Checa que tenga bastante tiempo libre para escaparte del circuito turístico, desconectar y conocer otros lugares por tu cuenta.

¿qué es el slow travel? prestar atención a los detalles

d) Cuanto más días en un lugar mejor

Se puede hacer Slow Travel en una escapada de fin de semana, pero realmente si quieres aprovechar mejor el tiempo y las experiencias, cuanto más días mejor.

Más oportunidades tendrás de cruzarte con alguien que te haga una recomendación sobre un lugar poco visitado pero que merezca la pena ir, asistir a eventos, conocer otros barrios y nuevos sabores.

👉 Guía para planear tu primer viaje a Europa.

e) Camina en lugar de tomar el transporte público

En lugar de buscar qué línea de bus o de metro te lleva de un lugar a otro, checa cuánto tardarías en llegar a ese mismo lugar caminando. Quizás esos 30 minutos de diferencia entre un método y otro, hagan justamente la diferencia pero en experiencias.

No hay que caminar con el fin de ir de un lugar a otro sino que intenta prestar atención a las casas, los negocios locales, a la gente que pasa a tu alrededor, saluda a los vecinos o simplemente regala una sonrisa.

caminar lento es hacer slow travel

f) Sal sin la cámara de fotos

Muchas veces nos estamos perdiendo de ver en vivo y en directo un evento o un lugar por estar pendientes de la toma que haremos con nuestra cámara de fotos.

No lo voy a negar, está bueno llevarse de recuerdo una foto de un momento en particular, pero también recuerda de disfrutarlo con tus otros sentidos.

g) Lleva un cuaderno y toma notas de tu viaje

Lleva en tu viaje un cuaderno para apuntar las recomendaciones que te hagan, lo que vas viviendo, las conversaciones que escuchas. Guarda los recuerdos de tu viaje en él, desde las entradas a los sitios que visitas hasta mapas, folletos y dibujos que hagas.

Con la práctica, irás viendo que tu percepción de los detalles será más intensa. Da rienda suelta a tu creatividad en el viaje y verás cómo disfrutas de hacer Slow Travel. ¡Escribe y vive el lugar de otra manera!

Viajar lento tomando café

h) Sé flexible

Déjate llevar y disfruta el momento. Déjate sorprender por lo que los lugares y su gente tienen para ofrecer.

👉 No te pongas más excusas y haz ya el viaje de tus sueños

¿Qué te ha parecido esta forma de viajar? ¿Lo has hecho alguna vez? Échale un ojo también a estas otras formas de viajar:

👉 Guía para ser un viajero sustentable.
👉 ¿Cómo ser un viajero respetuoso?
👉 Las nuevas tendencias en viajes.